Fotos para vender más con tu Delivery

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La pandemia mundial que estamos viviendo ha llevado a que el negocio de la restauración se haya digitalizado a ritmos forzados. Los cierres temporales  y la gran incerteza que vivimos ha animado a muchos restauradores a tener su propio delivery, y este hecho nos enfrenta a un nuevo reto: destacar entre tantas ofertas de comida a domicilio. Una forma de hacerlo es con unas buenas imágenes de nuestra comida. Y no todas las fotos valen para vender más, así que, aquí tienes algunos consejos para destacar con las fotos de tus platos y vender más en tu Delivery.

FOTOS TENTADORAS PERO REALISTAS

Las fotos para tu delivery no son las fotos que usas para Instagram. Las fotos de producto tienen un objetivo muy distinto, que es vender, y la comida vende si es apetecible. Es muy importante que la comida esté recién hecha, por eso prepara todo antes de que salga la comida. Haz un mise en place tentador, tal y cómo lo harías en tu restaurante, pero no te alejes de cómo lo harías en tu día a día. Crear expectativas demasiado altas puede ser perjudicial. Queremos que los comensales repitan, y para ello, las fotos y los platos deben transmitir lo mismo.

Si tu oferta es muy casual, incluso puede funcionar muy bien fotografiar el producto en su packaging, pero sólo si este es atractivo y corporativo, ¡nunca con envases estándares!

Usa técnicas para realzar los alimentos, por ejemplo, aplicar un poco de aceite sobre los alimentos con un pincel da brillo, o espolvorear agua sobre las lechugas le da frescura.

LA LUZ

La luz es lo más importante de la fotografía, y para fotografía de producto para tu Delivery, lo mejor es una luz suave lateral. Puedes situarte al lado de una ventana que no le de la luz del sol directa. Aunque si la sesión se alarga, la luz irá cambiando hasta que las primeras fotos y las últimas no tengan nada que ver. Para solucionar este problema, lo mejor es usar un flash con una ventana suave o una softbox, así siempre tendrás la misma luz. Evita usar luz artificial o fluorescentes.

Pero si tu oferta lo requiere, también puedes probar con una luz dura, que genere una sombra definida. Funciona muy bien para productos de verano o para líquidos, por ejemplo. Sitúate en un lugar soleado o si no te la quieres jugar, mejor un flash con un reflector y un nido de abeja que direccione la luz, simulará la luz solar y la tendremos el tiempo que queramos.

Pizzas para Traficantes de Harina
Pizzas para Traficantes de Harina

ENCUADRES

Para la mayoría de platos, la mejor forma de verlos y disfrutarlos es una toma cenital, es decir, desde arriba. Es como normalmente vemos los platos, y cómo se aprecia mejor el producto, sin interferencias. Construye una pequeña estructura para situar la cámara o usa un trípode que permita hacer este tipo de tomas. 

Pero no todos los platos funcionan con fotos cenitales, también hay algunos, aquellos que están hechos por capas, como las hamburguesas, bocadillos, lasañas o un tiramisú, por ejemplo. Aquellos que la información del plato se aprecie frontalmente, hay que fotografiarlos por supuesto, de frente. En este punto es importante decidir si lo hacemos desde un ángulo de 90ª, es decir, situando la vista a la misma altura que el plato, o preferimos usar un ángulo que nos permita visualizar parte frontal y superior a la vez, se trata de un ángulo medio o de 45º.

Para hamburguesas y bocadillos altos, el ángulo de 90º es ideal, ya que permite apreciar perfectamente todas sus capas.

FONDOS Y ATREZZO

Es muy importante tratar a nuestro plato como un producto. Elijamos un solo fondo, o varios fondos si tenemos diferentes categorías, pero siempre el mismo fondo en esa misma categoría, ayuda a entender mejor nuestro menú. Incluso recortar los fondos en postproducción es muy efectivo. Trabajar con maderas, mármoles, pizarras, o incluso, con colores impactantes de fondo, son recursos que funcionan y hace que los comensales compren más.

Usemos poca o ninguna decoración o atrezzo,  debemos centrar la atención en el plato. Sólo usar elementos de atrezzo si éste nos aporta información. Estamos vendiendo comida, no vendemos vajillas ni ropa de mesa. La foto de producto para el delivery no es una foto para Instagram ni Pinterest, es una foto que debe centrar la atención en la comida, y por eso es importante no colocar elementos que puedan distorsionar el producto. Y por supuesto, no colocar copas de vino u otros platos de fondo.

LA EDICIÓN

La edición y el color es también un momento muy importante. Trabajar bien el color, que los alimentos se vean apetecibles, y que las fotos tengan una textura contrastada, dan un aspecto mucho más apetecible.

CONCLUSIONES

No es suficiente tener una buena página web ecommerce, también es muy importante dedicar los recursos suficientes para que tu delivery tenga las mejores fotos, porque éstas marcarán la diferencia y harán que vendas más. Busca tu personalidad y transmítelo a través de las fotografías. Confía en fotógrafos profesionales y márcales las directrices, gracias a estos consejos. Y si lo prefieres, llámanos y nosotros nos ocuparemos de todo. Estarás en buenas manos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *