Be mobile my friend, vende a través del móvil

Se habla, se dice, se comenta… Pues hoy en Lamaga vamos a decir lo que para nosotros es una buena estrategia para vender a través del teléfono. Aquí en Lamaga somos un equipo especialista en Internet con años de solera que nos avalan. Por eso queremos darte nuestros consejos sobre lo que tienes que hacer para vender a través de los smartphones. Todo explicado paso a paso y con sentido común. ¿Te interesa?

Desde hace años, por allí el 2009 o 2010, el smartphone penetró con fuerza en nuestros hogares y desde entonces se habla de cómo conseguir vender a través de él. Como consumidor, podrías pensar: ¿Ahora también me quieren hacer comprar por el teléfono? Pues si señor; pero la gracia está en que para  llevarte a la acción hay que hacerlo bien, con arte, sin avasallar y pensando sobretodo en nuestro cliente final. Que ya en el siglo XXI estamos muy acostumbrados a que nos quieran vender de todo, debemos diferenciarnos. Pues ahí va lo que aconsejamos en Lamaga:

1) ¿A quién le interesa tu producto?
Esta pregunta nos ayuda a definir nuestro público objetivo. Seguramente si trabajas en marketing o nos sigues ya estarás cansado de oír/leer la palabra ‘target’-como nos gusta el inglés-. Pues defínelo y siéntete uno de ellos, esto es básico y fundamental para conseguir ventas y bien enfocadas. Es decir, si tu público objetivo son personas que no usan smartphones, no te gastes tu presupuesto en una app o una versión móvil con poderes a mágicos, esto no es como el refrán de Mahoma, en tu caso, deberás realizar otras acciones más directas. ¿Suena lógico verdad?

2) ¿Qué vendes?
Ojo, no vamos a entrar en qué vendes profundamente, es más un tema de costes. Entendednos, nadie – o muy pocas personas/ninguna que conozcamos- va a comprarse un barco por Internet, ¿suena sensato, no?
Lo que queremos decir con esto es que hay un mercado de cosas que sí son susceptibles de venderse a través de la red, y más a través del móvil y otras que por más que nos empeñemos son totalmente offline. Detecta cómo es tu producto primero y luego miramos.

3) Venta reflexiva vs venta impulsiva 
Todos sabemos que hay cosas que tenemos que meditar antes de comprar y cosas que no. Prueba de ello es el auge de las webs y las apps que venden ropa, productos de segunda mano cerca de tu casa, comida, cestas ecológicas… Etc.
Y es que hay cosas que no tenemos que pensar mucho para comprarlas; éstas pueden ser objetos de deseo económicos o bien comida. Por ello hay muchas apps, por ejemplo Wallapop que lo están petando muy fuerte. ¿Estás de acuerdo? La venta a través de móvil tiene que ser así: impulsiva o de necesidad (alimentos).

4) El diseño:
¿Eres móvil o te adaptas? Con esto queremos decir que si tienes una e-comerme y quieres vender a través del teléfono tienes que ser móvil más que adaptarte. Si después de contestar todas las preguntas ves que lo tuyo es muy viable para móvil, ¿a qué esperas? Be mobile my friend!
No hay nada peor que una web mal adaptada al teléfono y directamente, si lo tuyo es el smartphone ya tardas en tener tu aplicación; y por qué no, adaptar tu web ‘formal’ a tu formato vital, el smartphone.
No se nos ha ido la pinza, hay que ir más allá y saber ver qué es lo que le ofrecemos a nuestro usuario e ir a cuchillo con ello, si nos equivocamos, renaceremos de las ceniza. Rome wasn’t build in a day!

5) Menos es más y más en una pantalla de menos de 6 pulgadas
Parece raro pero es así, make it simple (y dejo ya de poner ‘claims’ de conocidas marcas). Pero así es, si quieres que te compren a través del smartphone saca papel y boli, dibuja, crea una navegación simple, unos copies sencillos y concretos y asegúrate de que todo funciona a la perfección. Testea, analiza y repite, es el único camino al éxito.

6) No avasalles
Si quieres que los usuarios compren libremente en tu web céntrate en tener el mejor de los diseños -como comentábamos más arriba- y déjate de invertir presupuesto en notificaciones y mensajes de push a través de tu app. Uno de vez en cuando ok, pero tiene que ser para algo importante, pero no avasalles. ¿O quieres que tu cliente se asuste como cuando ve 200 notificaciones de whatsapp de ese entrañable grupo del instituto? Stop, deja que tu comprador sea libre y volverá. Amén!

¿Te ha parecido interesante? Danos tu opinión, tu consejos, comparte tu ‘expertise’ con nosotros y si quieres que te lo llevemos nosotros, ¿a qué estás esperando? Coge tu smartphone y Call Lamaga!

Míriam Gómez Vallès – Content & SEO SEM Strategist. 

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR