5 errores que te harán perder clientes

errores-comunes

Reconocer el error es la prueba de humildad que te hará avanzar en el mundo de los negocios, y más aún cuando te juegas un cliente. ¿Recuerdas aquello que dicen de “rectificar es de sabios”? Pues en el mundo de los negocios, esta frase cobra aún más importancia. Todos podemos equivocarnos, somos humanos y lo importante en estas situaciones es saber gestionar el error y encontrarle solución.

A pesar de una buena coordinación, estamos de acuerdo en que -y siguiendo con los refranes y citas- “más vale prevenir que curar” así que, a continuación te dejamos con estos 5 errores que deberías intentar evitar a toda costa si no quieres perder clientes.

  1. No alcanzar las expectativas: Las personas tienden a forjarse unas perspectivas que, si no se cumplen, causan malestar y decepción. Lo mismo ocurre en el mundo de los negocios. Prometer más de lo que se puede dar es un grave error. Tienes que ser consciente de tus limitaciones y no intentar abarcar más de lo que tú y tu equipo sois capaces de gestionar. Siempre debes ser claro y comunicar al cliente qué puede esperar de tu empresa.

  2. No conocer a la competencia: Creerse el mejor del mercado y no ver qué están haciendo los competidores no ayuda a crecer. En el mundo de los negocios es imprescindible conocer qué está haciendo nuestra competencia y cómo lo está haciendo. No decimos que copies la estrategia del vecino, únicamente debes estar atento a las novedades y a las acciones de tu competencia, seguro que de esta forma se te ocurrirán nuevas cosas para llevar a cabo.

  3. No tener una web clara: Un cliente potencial puede descartarte si tu web no es lo suficientemente clara como para que él encuentre aquello que está buscando. Asegúrate que el apartado de servicios, portfolio y contacto están bien visibles. Son las secciones que te definen como empresa y muestran al mundo qué haces. Si un futuro cliente no es capaz de encontrar fácilmente a qué te dedicas y saber si puedes encajar en lo que está buscando, le dará a la X y seguirá buscando. Otro punto a tener muy en cuenta es que tu web sea Responsive. Dar una buena imagen y causar impacto inicial es básico así que asegúrate que tu página cuenta con estas características.

  4. No adaptarte a los cambios: De igual forma que te decíamos en el punto 2, no ver qué está pasando a nuestro alrededor no es nada beneficioso. Debes conocer las últimas modas y tendencias, estar atento a lo que se cuece dentro de tu mundo e intentar adaptar tu producto, estrategia y comunicación. El mundo actual cambia constantemente así que no está de más que empieces a utilizar Google Alerts, te suscribas a newsletter de tu sector y revises el feed de noticias cada mañana mientras desayunas.

  5. No centrarte en tu especialidad: En ocasiones corremos el riesgo de intentar ofrecer más servicios de los que realmente podemos abarcar. Relacionado con el punto uno, en Lamaga Comunica creemos que siempre se puede aprender de todo pero debes conocerte bien y saber cuáles son tus puntos fuertes, pero también los débiles. ¿Tu restaurante está especializado en comida mediterránea pero ahora quieres incluir platos asiáticos? Antes de lanzarte a la aventura piensa: ¿tu personal capaz de ofrecer estos platos? ¿el resultado será satisfactorio o más bien será un “quiero y no puedo”? Es importante rodearte de un buen equipo con ganas de trabajar e innovar. El límite de tu negocio lo pones tu pero antes de lanzarte a la aventura, asegúrate que lo que estás ofreciendo tendrá un resultado de calidad.

Y tú, ¿cómo gestionas estas situaciones?

Fuente: Expansión

Laura Hernandez – Editor & Community Manager

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR